ABOUT

SOBRE MÍ

...

Hay dos formas de vivir la vida: una es creyendo que no existen los milagros y la otra que todo es un milagro.
Albert Einstein.

[me gustaría explorar los límites.]

13. Catalana. Cabrona a latos largos. ¿Enamorada? [...] Encaprichada según la estación. Soy de las que ama lo que pierde y quiere lo que envenena. De las que sienten en vena. 


M'havien dit que la vida no val per gran cosa: se'n va en un instant com es fonen les roses. Que el temps no s'atura i no és més que un malson: que aquesta tristesa és el seu gran tresor.

M'havien dit que els dibuixos que vam fer a la sorra no són eterns: se'n van amb les ones. I sé que per molt que m'arrenqui la pell, serem un record que es perd amb el vent.

💜

Y en lugar de tu bar, me encontré una sucursal del banco hispanoamericano.
Tu memoria vengué a pedradas contra los cristales,
sé que no lo soñé: protestaba mientras me esposaban los municipales.
En mi declaración alegué que llevaba tres copas
y empecé esta canción en el cuarto donde aquella vez te quitaba la ropa.


My developed monster and me we go everywhere together.

¿Buscas a alguien que te impresione? Esa no soy yo.

El azul de la noche medio iluminado por las estrellas es mi color favorito. 
Los números impares.
Vivo detrás de mis ojos, pero siempre de cara a fuera. A veces creo que mi corazón late más deprisa, y es por eso que el mundo no oye mis palabras, ni yo las suyas.
Me gustan los caminos de las gotas de lluvia en los vidrios y del sudor sobre la piel, los copos de nieve, las hojas de los árboles en otoño, el chocolate, el sonido de las olas del mar rompiéndose contra la playa, las preguntas sin respuesta, los dedos sobre las mejillas (calcinadas), poner los labios en el amanecer o sobre cualquier flor, el borde de un vaso lleno, el agua y el nada del día que todavía no ha nacido. 
También me gustan los pasos de un gorrión sobre la arena y los de la tórtola sobre el césped. El instrumento que no se oye en una orquesta. La estrella que no se ve porque nació demasiado lejos. La estrella que ya no se ve pero que la hija de Homero contempló hace 3000 años.
Me gusta el punto de costura que se ha rompido como un diente de león y las tacas del interior del tapón de un tintero: cada una es el retrato de una nube que existió.
Me gusta el momento en que la gente saca aire y todavía no ha empezado a cogerlo de nuevo: me hace pensar en el comienzo de algo nuevo. Odio que me obliguen a hablar.
Me gusta hacer listas. Adoro espantosamente el chocolate. 


Solo me siento libre cuando estoy en la montaña y siento el mundo a mis pies. Pero, a la vez, me siento muy lejana a la realidad. Como si todo fuese un sueño.
Soy muy, muy vergonzosa y me importa demasiado lo que los demás opinen de mi.
Actualmente estoy buscándome entre los recónditos lugares de mi corazón. Sigo sin encontrarme.
Nunca es demasiado tarde me hizo entrar en shock hace unos siete meses.
La música vive en mi corazón y yo lo hago gracias a ella.
Soy de Hufflepuff, aunque esto solo si estoy en Hogwarts. Si no, soy una persona totalmente normal.
Aprecio los pequeños detalles, pues son grandes cuando nos faltan.
Soy vegetariana. Me encanta la naturaleza. 
Algún día viviré con mi bicicleta y mi cámara fotográfica.


Siempre hablo demasiado. Algunos, los que más me conocen, dicen que esto es así porque temo mostrarme, que el torrente de mis palabras es solo para despistar, que es como un muro transparente que construyo entre el resto del mundo y yo. No estoy del todo de acuerdo, pero con el tiempo he intentado aprender a hablar un poco menos, he descubierto lo excitante de tener secretos.

Me encantaría decir que soy una buena escritora. Que tengo la imaginación al alcance de la mano y que puedo hacer magia con las palabras. Pero no es verdad. Escribo cuando lo necesito. 
Me encanta leer (eso no me lo quita nadie). Aunque me gusta más encontrar la belleza en las palabras. El siempre dentro del nunca. 

La música siempre me ha ayudado, y lo seguirá haciendo. Me sé todas las de J. de memoria (J. es una especie de talismán, algo sagrado, algo que resucita a mi yo del pasado. es algo demasiado privado). Me encanta acariciar las teclas del piano. Tocarlo me encanta más, pero también es más complicado. Podría pasarme horas acariciando el arpegio de re menor. Es demasiado perfecto. 


Suelo equivocarme. No debería hablar tan rápido y tan fuerte sin saber siquiera si soy yo la que pronuncio todas las palabras.

esta de aquí es mi mirada. 

El mar se mide por olas,
el cielo por alas,
nosotros por lágrimas.

El aire descansa en las hojas,
el agua en los ojos,
nosotros en nada.

Parece que sales y soles,
nosotros y nada.


SOBRE EL BLOG

"Quiero desvanecer, quiero resucitar.
Te quiero ver volver,
quiero volverte a amar,
quiero que ahora el tiempo,


se eche a andar atrás"

Pst. Aquí viven los soñadores, los ingenuos. Los que todavía creen en la magia. No hay ninguna regla ni estupidez. Solo tu. Y quizá yo.

Es como mirar a través de un agujero una vida ajena. Yo pienso que cada blog es como un mundo, y que cada mundo es completamente diferente. Así que bienvenido a mi mundo: ponte cómodo, quítate los zapatos, coje una taza de café o de chocolate (o té). Siéntate en la libertad de comentar. [Constructivamente, s'il vous plaît]
Si lees mis entradas me estás conociendo (te guste o no). No podrás estar seguro sobre si lo que escribo forma parte de mi vida o es solo un arrebato de una imaginación hiperactiva. A veces las historias se me van de las manos. Así que bienvenido a mi paraíso onírico. 
Juzga mis letras, no mi persona.
Supongo que aquí puedes encontrar un poco de todo: libros, películas, entretenimiento, reflexiones, textos, relatos... También estoy yo y todas las estupideces que se cruzan por mi mente cada dos segundos. Este último punto es clave en la desarrollo de cada entrada.
A veces puede parecer que los colores se mezclan entre ellos y ya ninguna tonalidad se ve clara, pero no es así. Detrás de todo desastre se encuentra una verdad.
Quizá mi blog te parezca una especie de maleta sin nada dentro, pero no te culpo. Quizá dentro ves a un ratón inteligente (habla y todo) a quien le gusta la química y quiere conseguir su sueño: irse a la China para hacer unas olimpíadas. Tampoco te culpo.
Veis. Aquí se me cruzan los cables.
Aún todo, gracias por estar aquí, ahora, leyéndome. Te guste o no. 


Mis palabras no pueden mentirte, yo sí. Lo que uno debe recordar siempre es que sus textos dicen más de lo que en un principio habría querido. 
Lo siento todo.

2 comentarios:

  1. ¡Wow!, es precioso. ♥
    Si que impresionas. ✨
    ¿Colab? ♥
    http://takemyheartsb.blogspot.mx/p/moda.html
    -A.

    ResponderEliminar
  2. He llegado a tu blog a través de la iniciativa Seamos seguidores, y ya te sigo, me encantaría que tú lo hicieras también. Como no encontré una entrada específica para ello te dejo el comentario aquí, espero que no te moleste.

    Te dejo la dire del blog por si hubiese alguien más interesado en conocerlo.

    https://bibliotecariarecomienda.blogspot.com.es/2016/10/iniciativa-seamos-seguidores.html

    Saludos!!

    ResponderEliminar

Leo todos los comentarios e intento responder a todos los que puedo.
Gracias por pasar un poco de tu tiempo aquí. Lo valoro mucho.
Si quieres dejarme tu blog estaré encantada de echarle un vistazo.

Con cariño,
Diana.