domingo, 18 de enero de 2015

I like being alone, but I don't like loneliness

Me quitaste el sueño mientras no dormía.
Me pintaste sonrisas en cuadros vacíos.
Me arrancaste el dolor que otros se dedicaron a sembrar.
Hiciste que recordara todos aquellos poemas que hablaban sobre esperanzas rotas y corazones pisoteados.
Conseguiste ser el brillo de mis ojos y la sonrisa de mis labios.
Cuando me mirabas, un huracán se desataba en mi interior.
Tú te convertiste en el bálsamo de mis heridas.
Todos mis sentimientos bailaban a libre albedrío cuando te sentía cerca.

Fuiste como una ola gigante que arrasó todas mis lágrimas.
Fuiste la esperanza que necesité para volver a soñar.
Fuiste las ganas que me hicieron vivir y  sentir.

Ahogaste todas mis penas con tus propias manos.
Luchaste contra mis demonios, y ganaste.

Viniste, aunque solo para marcharte.
Tan efímero como un rayo de luz.
Tan pasajero como una estrella.

Y yo todavía te hecho de menos.

Te veo todas las noches en la oscuridad de mi habitación.
Te siento cuando el viento me acaricia el rostro y los pájaros vuelan por el cielo azul.

Si escribo poesía, tu eres mi inspiración.
Si compongo melodías, tu eres las notas.
Si lloro, tu eres las lágrimas.
Si duermo, tu eres mi sueño.
Si existo, tu eres mi vida.

Te necesito como al aire al respirar y a los sentimientos al vivir.
Te necesito porque eres mi camino, y  yo tu única caminante.

Cada letra de esta carta, cada punto y cada coma son tuyos.
Todo lo mío te pertenece.
Mi corazón es el tuyo.
Porque sin ti, no exisitiría.

Pero también me duele.
Me duele que en este momento puedas estar con cualquier persona que no sea yo.
Cada minuto que pasa se me clava, y yo no puedo hacer nada para impedirlo.

Puedo soportarlo.
De hecho, es lo que estoy haciendo.
Pero jode.
Y mucho.

Te perdí.
Y ahora te estoy buscando.
Pero si volviera a perderte, volvería a por ti.

Mis manos son las tuyas, mis ojos te pertenecen y mi alma solo quiere estar junto a tu esencia.
Somos la mitad de dos corazones rotos, y necesitamos completarnos.

No me he rendido.
Sería demasiado fácil, y tu no eres fácil.

Aunque ya no me recuerdes,
Aunque solo sea una chica más que te quiere,
Siempre te estaré buscando.

Fuiste mi caja de Pandora,
pero mi esperanza no se perdió contigo.

Volaré hasta alcanzarte en tus sueños.
Sentiré haste que nuestros corazones se encuentren.
Viviré por verte.

Tus manos sobre mi nuca.
Mi cabeza en tu regazo.
Esto es lo único que recuerdo.

Y aunque tenga que caminar descalza sobre esta carretera pisando sueños muertos, y aunque estos sueños sean los míos,
siempre seguiré buscando.

Porque el caminante busca a su guía.
Porque necesito volver a perderme en tus ojos.

Porque, simple y rotundamente, te quiero.

Vuelve.
Ya sabes donde estoy.

-D.

Untitled

4 comentarios:

  1. Hola Diana <3
    A ver, reacción número 1: OMG. ¿¡Y este diseño!? Hacía tiempo que no pasaba por aquí a comentar y lo acabo de ver. Amo todo. La cabecera, la estructura, TODO. Tenía que decírtelo.
    Y eso de que los comentarios son granos de arena me ha encantado, una sonrisa más para la colección. Yo, por supuesto, aporto mi granito.
    Y en cuanto al texto, Dios mío. Es alucinante. Impactante. Sobrecogedor. Y me siento muy, muy incluso demasiado identificada con él. Todos tenemos a esas personas. Pero ya dejando aparte a tu pareja, más allá de eso, esa persona puede estar en tu familia, entre tus amigos. O puede ser un amor imposible, como suele ocurrir.
    Una amiga mía insiste en que hay un "basta" para pelear por alguien y que si no aprecia tu esfuerzo, que no te rebajes. Muchas de las personas en las que he pensado al leer tu entrada aprecian lo que yo siento por ellas. Bueno, no todas. Toda regla tiene su excepción.
    Decirlo no es una opción ni callárselo tampoco. ¿Entonces? Entonces es cuando derramamos lo que llavamos dentro, y el cursor que antes parpadeaba arriba de la pantalla, ahora lo hace abajo, pero parece más tranquilo, como si ya pudiese respirar aliviado. Pulsamoa el botoncito naranja de Publicar y... y a los pocos minutos un comentario llega, de una persona que no te conoce, peeo te comprende y coincide contigo. ¿Y qué mejor manera de conocer que comprender?
    Mi consejo es que decidas. ¿Merece la pena que luches? Y al responder, piensa únicamente por ti. Si la respuesta resulta ser sí... lucha. Y si es un no, siempre estaremos aquí para leer lo que tengas que escribir.

    ResponderEliminar
  2. Me encanta, me encanta. Es certero y precioso. (el título ya de por sí es increíble)

    ResponderEliminar
  3. Te apetece que nos sigamos por GFC? Hazme-lo saber en mi blog!!
    http://fashionailsartsbyanna.blogspot.com.es/
    Besos!!!

    ResponderEliminar
  4. Muy bonito, & me siento identificada con el título :)
    besitos, pásate

    ResponderEliminar

Leo todos los comentarios e intento responder a todos los que puedo.
Gracias por pasar un poco de tu tiempo aquí. Lo valoro mucho.
Si quieres dejarme tu blog estaré encantada de echarle un vistazo.

Con cariño,
Diana.